La salud y el intestino: Probióticos y Prebióticos

probioticos-y-prebioticos

La salud y el intestino: Probióticos y Prebióticos

Para que gocemos de una adecuada salud, es fundamental tener nuestra flora intestinal en perfectas condiciones. Aquí juegan un papel muy importante los probióticos y los prebióticos. Seguro que más de una vez has oído hablar de estos términos, pero hoy vamos a profundizar un poco más en lo que son y cuales son sus diferencias.

Los probióticos

Son bacterias vivas que cuando se administran en las cantidades y condiciones adecuadas nos proporcionan un claro beneficio para la salud. Existen varias cepas de bacterias que aportan distintas ayudas, pero todas han de cumplir ciertos requisitos: Deben de ser seguras para el ser humano, llegar vivas al intestino -que es donde ejercerán su función-, y tienen que ser capaces de colonizar el intestino.
Los beneficios de la toma controlada y supervisada de probióticos son amplios y variados:

  • Ayudan a mantener la integridad estructural de nuestro intestino
  • Refuerzan nuestras defensas: El intestino es el órgano más grande del sistema inmunitario
  • Mejoran la digestión y la absorción de nutrientes
  • Contribuyen a la síntesis de ciertas vitaminas
  • Previenen y mejoran trastornos digestivos (diarreas, estreñimiento, gases, pesadez)
  • Ayudan a prevenir el desarrollo de microorganismos patógenos
  • Neutralizan parte de las toxinas: Al aumentar la cantidad de bacterias buenas en el intestino, disminuimos la carga de trabajo para el hígado
  • Previenen y mejoran síntomas de enfermedades intestinales, enfermedades de la piel, alergias, cáncer, trastornos metabólicos como la diabetes y la obesidad, enfermedades autoinmunes, trastornos cerebrales y enfermedades mentales entre otras

Si vas a consumir probióticos, siempre bajo supervisión de tu médico o farmacéutico, es importante que sea en forma de suplemento, ya que aseguramos que llegarán en las cantidades adecuadas al intestino, que es donde ejercerán su función. Por otra parte, lo mejor es que vayan acompañados de prebióticos. Veamos por qué.

Los prebióticos

Son el alimento de las bacterias (probióticos) y forman parte de nuestra dieta. Serían, por ejemplo, las fibras solubles, los cereales fermentados y los fructo-oligosacaridos (FOS).
Deben de tener tres características: no pueden ser digeribles, han de poder ser usados por las bacterias intestinales y deben de ser beneficiosos para nuestra salud.
Beneficios de tomar prebióticos:

  • Regulan el tránsito intestinal
  • Disminuyen la inflamación en trastornos inflamatorios intestinales y protegen frente al cáncer de colon
  • Mejoran la absorción de minerales
  • Favorecen la saciedad y previenen la obesidad
  • Atrapan y eliminan sustancias tóxicas
  • Atrapan y eliminan azúcares con índice glucémico elevado
  • Aumentan el número de bacterias beneficiosas en el intestino

Factores que alteran el correcto funcionamiento del intestino

Está científicamente probado que el intestino es un órgano esencial en el mantenimiento de nuestra salud, pero existen varios factores que pueden producir un desequilibrio de nuestra flora intestinal. Entre ellos están:

  • Consumo de fármacos: antibióticos, anticonceptivos, corticoides…
  • Estrés y ansiedad
  • Dieta inadecuada

Si estás en una de estas situaciones, te aconsejo que añadas estos suplementos de forma inmediata. Pero ¡atención! hazlo siempre bajo la tutela de tu profesional sanitario de confianza. Si te acercas hasta la farmacia, responderemos con mucho gusto a todas las dudas que puedas tener sobre este desconocido, pero magnífico, complemento que te ayudará a mantener una buena salud intestinal y, por extensión, una buena salud general.

Un último consejo: ¡huye de los tan publicitados complementos lácteos con bacterias “inmunitas”! Como seguro que entenderás, no llevan ni las cantidades adecuadas ni todas las bacterias buenas necesarias para que realmente hagan efecto.

Foto de personas creado por freepic.diller – www.freepik.es

Cecilia Blanco Piquero

Licenciada en biología por la Universidad de Oviedo y en farmacia por la Universidad Alfonso X. Experta en homeopatía y fitoterapia. Trabajé en Farmacia Corredoria desde el 2013 hasta el 2019.

No Comments

Post A Comment